La iglesia de Santa María del Pi tiene un rosetón que te dejará la boca abierta

Pocos se dan cuenta, pero está ahí, uno de los rosetones más grandes del mundo. Con sus vitrales y sus colores. Es el rosetón de Santa María del Pi. La iglesia de Santa María del Pi es un templo gótico que se construyó en la Barcelona del siglo XIV fuera de las murallas romanas.

En la iglesia, una de las más importantes del casco antiguo de la ciudad de Barcelona, muestra también algo que no se ve a simple vista, algo que hay que deducir: la experiencia de los maestros constructores catalanes de la Edad Media y sus habilidades para levantar naves más anchas con capacidad suficiente para sustentar los armazones de la techumbre, algo que hoy es fácil de hacer con los materiales, pero que en aquel tiempo era todo un desafío.

El nombre del Pi, le viene al templo de la palabra pino en catalán. En su día, había un pino frente a la fachada de la iglesia, hoy sigue habiendo uno, pero, evidentemente, es uno diferente, moderno.

La construcción de la iglesia de Santa María del Pi comenzó en 1322 en el solar de una iglesia más antigua del siglo X que tenía el mismo nombre. Los trabajos para levantar el campanario de cincuenta y cuatro metros de altura comenzaron mucho más tarde, en 1379. La nave central no se terminaría hasta el año 1453 cuando se consagró la iglesia, más de 150 años de trabajos ¿Te lo puedes creer? Y la cripta aún debía esperar al siglo XVI.

Al igual que muchas otras iglesias góticas en Cataluña, el exterior de la iglesia de Santa María del Pi tiene poca o ninguna decoración escultórica. Una estatua solitaria en el tímpano de la entrada principal de la Plaça del Pi, la de María con el Niño, se considera un punto culminante de la escultura del siglo XIV catalana.

También hay poca ornamentación en el interior de la iglesia. En 1936, durante la Guerra Civil, se incendió la iglesia. Con el fuego se perdieron muchas obras de arte antiguas. Por esa razón, la decoración de los interiores es somera.

Por esa razón también, las capillas laterales y las coloridas vidrieras son las que atraen la atención. El enorme rosetón tiene doce segmentos y hay que coincidir con un día soleado para ver todo su colorido en el interior de la nave.

La nave tiene casi 17 metros de ancha y su bóveda de crucería está sostenida por grandes contrafuertes. Entre los contrafuertes, hay una serie de pequeñas capillas, la mayoría tienen éso, poca decoración, ya que, como comentaba, fueron destruidas durante la Guerra Civil.

Pero a pesar de la ausencia de decoración, la iglesia sigue sorprendiendo a los visitantes por su amplia nave perfectamente proporcionada y la ausencia total de pilares.

Un dato que te va a encantar. En la cripta de la iglesia hay un pequeño museo con una colección de objetos de arte y de culto, pinturas y objetos eucarísticos, como cálices, custodias y demás.

El bien más preciado del museo es un relicario que se cree que contiene una reliquia de la corona de espinas de Cristo. También hay una instalación audiovisual que muestra información sobre la historia y las características de la iglesia. Tienes que verla.

Si quieres ver la iglesia de Santa María del Pi de Barcelona, empieza por reservar entre los mejores hoteles en Barcelona. Lo demás, disfrutar de esta maravilla de iglesia en el corazón de la Ciudad Condal ¿Te apuntas?

Interior de la iglesia de Santa Maria del Pi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *