L’importuno di Michelangelo: Miguel Ángel en Florencia por la cara

En una de las esquinas de la fachada del Palazzo Vecchio de Florencia se descubrió no se sabe cuando el perfil de una cara humana con la apariencia de un graffiti al que la gente le dio una significación especial.

Con el tiempo, el garabato en piedra, porque lo es, se ha acabado por convertir en el ‘L’importuno di Michelangelo‘, que lleva el nombre del artista florentino, autor del David cercano y de los frescos de la Capilla Sixtina de Roma. Todo sobre la base de muchas razones débilmente contrastadas. Te lo digo así de claro.

Sobre la autoría del garabato, a poco que se escarba en la historia o historias que se cuentan parece quedar claro que todo tiene los mimbres de una leyenda urbana. Nunca mejor dicho. Que la imagen de un Miguel Ángel aburrido se pueda siquiera relacionar con un artista tallando en los muros de la fachada del palacio de quienes le contrataron para hacer el David, parece una broma.

Para hacer la historia aún más interesante, la bola crecida de estos relatos llegan a contar que la figura fue el resultado de un reto personal sobre las habilidades para esculpir de Miguel Ángel quien habría tallado la pieza de espaldas y sin ver lo que picaba.

Se sabe que Miguel Ángel de todas formas estuvo en las inmediaciones durante los años que mediaron entre 1499 y 1504, cuando esculpió su David. Pero esa parece ser la única conexión con el L’importuno di Michelangelo.

En cualquier caso, una prueba más de que la autoría no es tal, es la cantidad de pretendientes que tiene el mismo dibujo sobre la piedra.

La misma expresión de ‘importuno’ parece referirse -según otra peculiar historia- a un charlatán que acostumbraba a molestar al genio mientras esculpía el David y al que sacaba de sus casillas con observaciones poco adecuadas sobre su trabajo. Miguel Ángel se dice que lo talló en la piedra no sé si para darle bien fuerte aunque sólo fuera su sosias.

Otras historias dicen que la imagen es la de un condenado a la horca cuyo recuerdo no pudo olvidar Miguel Ángel hasta el punto de inmortalizarlo en los muros cerca de donde estaba el cadalso, no lejos de donde trabajaba.

L’importuno di Michelangelo es un motivo más para conocer Florencia al natural. Si ese es tu plan, te proponemos una serie de hoteles en Florencia que te lo pueden poner mucho, pero que mucho más fácil.

L’importuno di Michelangelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *