3 restaurantes de Londres que se salen de la norma (de alguna manera)

Me gustaría contarte algo sobre tres restaurantes de Londres que se salen de la norma que, por diferentes motivos, deben figurar en una lista única por su historia, por sus interiores únicos, por las normas que los rigen, por su antigüedad o por un poco de todo en uno solo. Vamos con el Ginstitute.

  • El Ginstitute. Es un bar a la inglesa situado en Portobello Street. Ofrece ginebra, degustaciones para acompañar y, algo increíble, te ofrecen la posibilidad de crear tu propio cóctel de ginebra para llevártelo a casa. Una especie de self service sofisticado. Ofrece, además, clases magistrales y la opción de hacer regalos personalizables. El Ginstitute está situado en el 186 de Portobello Road, en Nothing Hill.
  • Restaurante Oslo Court. El Oslo Court es un establecimiento clásico de comidas de estilo francés que fundado en la década de 1970 en la zona de St John’s Wood. El local del restaurante se acomodó en un edificio de lujo levantado en 1937. Era muy habitual poner un restaurante en los bajos de las casas de vecinos de alto standing. Cenar en el Oslo Court es como volver atrás en el tiempo, es como comer en los tiempos del grupo musical Abba. Toda una experiencia. Ten en cuenta que los viernes el local se llena hasta los topes y no te extrañes sin en un momento de la cena resuena un feliz cumpleaños coreado. Las celebraciones son un clásico en el Oslo Court. El restaurante francés está en el 7 de Newcourt Street. El restaurante está junto al Regent´s Park.
  • Rules. Rules es citado como el restaurante activo más antiguo de la ciudad de Londres. Abrió en 1798 y por sus mesas han pasado escritores, miembros de la realeza y por supuesto turistas dispuestos a disfrutar de sus delicatessen. En Rules, se puede disfrutar de cócteles de otra época y los camareros -que invariablemente te llamarán señor o señora- te dirán que no sirven cervezas, que no ofrecen comidas calientes y que no hay música en el local. El servicio sigue ofreciéndose igual que como lo disfrutaba Charles Dickens, que solía sentarse junto a la chimenea, quién sabe si pensando en sus historias de huérfanos o algo por el estilo. El restaurante tiene una puerta secreta por la que se accedía a un reservado situado en el piso superior en el que se reunían miembros de la alta sociedad en cenas privadas. El restaurante está en Covent Garden, en el 33-34 de Maiden Line.

Si quieres disfrutar de estos restaurantes de Londres que se salen de la norma ¿qué tal empezar buscando un alojamiento que esté a la altura? Sí alojarse en hoteles en Londres genuinos.

Restaurante Rules (Steve F.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *