8 cosas que debes saber antes de ir a Venecia

Venecia tiene muchos secretos, muchos valores ocultos, algunos se encuentran por casualidad, otros ni siquiera aparecen en las guías turísticas. Como en un boca a boca, estas son ocho cosas que debes saber antes de ir a Venecia. No lo pases.Venecia es una ciudad totalmente peatonal. Una vez se pasa la zona de Piazzale Roma, toda la ciudad es accesible a pie. No hay cuestas, ni repechos, los únicos, las subidas por los puentes que cruzan los canales.Transporte público limitado. 

Los vaporettos, los autobuses que circulan por el agua, embarcaciones, entendámonos; sólo circulan por las dos masas de tierra principales de la ciudad, para llegar a lugares situados en calles centrales, no principales, hay que camina 

Baños públicos disponibles. Hay aseos públicos en las zonas principales. Suelen estar limpios y ordenados por personal que los cuida con celo.

Farolas de baja intensidad lumínica. Venecia se apaga cuando el sol se oculta. La ciudad tiene una iluminación nocturna muy limitada. Algo que realza su versión más romántica, pero que impide ver, por ejemplo, un mapa. Utilizar el móvil y un sistema de posicionamiento para moverse por la noche puede ser una buena idea.

Mosquitos en la noche. Venecia está en una laguna y los mosquitos son los reyes de la noche en este entorno, sobre todo en los meses de primavera y verano. Llevar repelente de mosquitos en la maleta de viaje también es una idea muy buena.

Paseos en góndola caros. Los paseos en góndola son bastante onerosos. Un viaje de 40 minutos puede costar 80 euros, o algo más. Y 40 euros por cada 20 minutos de más. A partir de las 19.00 horas, el precio de un viaje en góndola sube por encima de los 100 euros. Por esa razón, no está de más pensar si viajar con un grupo de amigos en la misma góndola no es la mejor idea para ahorrar. No se paga por el número de personas, sino por viaje y por tiempo. Una dato más. Escuchar música o que el gondolero cante para nosotros dispara el precio aún más.

Cuidado con el coperto. Coperto en italiano es cubierto y es una tasa que se le añade al precio de la consumición. En la Piazza San Marco un café puede costar 8 euros y con el coperto, 16 euros. La explicación para ese precio es que el bar o el restaurante te permite usar sus mesas y sus sillas y te facilita escuchar música en vivo en primera fila.

El vino de los venecianos. El vino que se vende a granel en tiendas pequeñas y escondidas de Venecia tiene más calidad que muchos de los que se comercializan en supermercados y con etiquetas de marcas de prestigio. Los venecianos se los llevan a casa incluso en botellas de plástico.

Aquí tienes una serie de hoteles en Venecia que te permitirán descubrir todo esto que te he contado. En vivo y en directo.

Ocho cosas que debes saber antes de ir a Venecia.

Venecia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *