La Llama de la Libertad de París: nada que ver con Lady Di, todo con la de Nueva York

La Llama de la Libertad de París es una réplica de la antorcha de la Estatua de la Libertad de Nueva York que puedes ver a tamaño natural en la Place de l’Alma sobre el túnel del mismo nombre que no sé si recuerdas que fue el lugar donde tuvo su accidente Lady Di.

La Llama de la Libertad de París se colocó en su lugar en 1989 en la celebración del centenario de la erección de la Estatua de la Libertad que fue pagada por el Gobierno francés para conmemorar, a su vez, el centenario de la Independencia de los Estados Unidos.

La Llama de la Libertad de París tiene 3,5 metros de altura, se alza sobre un pedestal de mármol negro y gris y el fuego está recreado por una pieza de perfil ondulante de cobre dorado.

La Llama de la Libertad de París fue ofrecida como monumento por el periódico International Herald Tribune que en ese momento celebraba el centenario de su edición inglesa en Europa. Los 400.000 dólares que costó La Llama fueron sufragados por un grupo de donantes.

En realidad, la Llama de la Libertad de París fue una forma de agradecer el buen trabajo de restauración que se había llevado cabo tres años antes precisamente en la llama que corona la Estatua de la Libertad. Unos trabajos desarrollados artesanalmente por dos empresas francesas, Métalliers Champenois, que hizo el trabajo de bronce, y Estudios Gohard que creó la superficie dorada.

La Llama de la Libertad de París se convirtió así en un símbolo más de la amistad entre Francia y Estados Unidos.

El lugar previsto originalmente para acomodar a La Llama iba a ser la Place des États-Unis (la Plaza de los Estados Unidos) situada en el distrito 16. Sin embargo, el alcalde de París en aquel momento, Jacques Chirac, se opuso. Tras un periodo de negociaciones, la Llama de la Libertad se colocó en el lugar en el que se la puede ver ahora, en la intersección de la Avenue de New-York (la Avenida de Nueva York) y la Place de l’Alma.

En la base de la Llama se puede leer lo siguiente: “La Llama de la Libertad. Una réplica exacta de la llama de la Estatua de la Libertad ofrecida a los ciudadanos de Francia por donantes de todo el mundo como símbolo de la amistad francoamericana. Con motivo del centenario del International Herald Tribune. París 1887 –1987″.

Una década después, la Llama de la Libertad de París se convirtió en un memorial no oficial de la princesa Diana, tras morir en un trágico accidente de tráfico en el túnel que está situado bajo la Llama. Mucha gente que se acerca al monumento cree que fue construido para ella.

Se puede llegar hasta la Llama de la Libertad de París con el metro, parando en la estación París Alma-Marceau de la línea 9, también con el cercanías RER, con la estación Pont de l’Alma, línea C. Si prefieres el autobús, tienes varias líneas: 42, 63, 80 y 92, también puedes llegar con los autobuses turísticos de Balabus.

Si quieres conocer la Llama de la Libertad, puedes empezar por encontrar un buen alojamiento en la capital de Francia, busca en estos hoteles en París.

Llama de la Libertad de París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *